Cubrir necesidades primarias, censo de daños y reconstrucción, los objetivos: EPN

12 de Septiembre del 2017

• El Presidente de la República y el Gobernador del Estado recorren zona afectada en Chiapas
• El Presidente refrendó su respaldo absoluto a la población damnificada
• Destacó que los tres objetivos son: entrega de víveres, alimentación y atención médica; censo de daños y reconstrucción
• Encabezó la reunión de evaluación de daños junto al Gobernador y titulares de dependencias federales

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, arribó a Chiapas para supervisar la atención a la población afectada por el sismo, evaluar daños y reforzar las acciones del Gobierno de la República en la entidad.

Junto al gobernador Manuel Velasco Coello e integrantes de su Gabinete Legal, el Presidente recorrió la bahía Paredón en el municipio de Tonalá, donde escuchó a la gente que resultó dañado su patrimonio y refrendó el respaldo total de su gobierno y del Gobierno del Estado.

Posteriormente, Enrique Peña Nieto encabezó una reunión de evaluación de daños y dirigió un mensaje a la Nación.

“Lo más importante es que la población está de pie, está con ánimo, está con entereza.Tengamos presente que somos una sola Nación, somos una familia, somos la familia mexicana.Y cuando algún miembro de esa familia, como lo son Chiapas y Oaxaca, enfrentan momentos de desgracia, es tiempo de tender una mano de ayuda, apoyo y respaldo; cada quien en su capacidad, en su forma de hacerlo, éste es el momento de mostrar o demostrarnos, ante el mundo, como una familia unida y solidaria”, resaltó.

El Presidente señaló que desde que ocurrió este sismo, ha estado y seguirá estando todo el tiempo en absoluta solidaridad y respaldo, apoyo y ayuda a la población damnificada, hasta que se concluya realmente tres objetivos:

1. Atender a la población damnificada, especialmente en la dotación de víveres, de alimentos, de despensas, de asegurarles que tengan una alimentación diaria a través de albergues y comedores comunitarios que se han instalado.

“Hemos desplegado dentro del Sector Salud mil 200 médicos y enfermeras para que se puedan desplegar. Adicionales al personal médico, que ya está en estas dos entidades, mil 200 más estarán llegando a Oaxaca y a Chiapas, para apoyar las labores de prestar servicio médico”, dijo.

2. Asegurar el debido censo, el poder hacer un recuento objetivo y real de los daños y afectaciones que ha habido en estas dos entidades.

Las dependencias del Gobierno Federal fueron asignadas por regiones en Chiapas y Oaxaca, por lo que los funcionarios, a quienes se les ha dado esta tarea, tienen por responsabilidad dentro de su demarcación, coordinarse debidamente con las autoridades del Gobierno del Estado, con personal de las Fuerzas Armadas, con personal de Protección Civil, a efecto de hacer un barrido en esas demarcaciones y poder cuantificar los daños en cada una de las distintas zonas y regiones de estos dos estados.

Al respecto, apuntó que en Chiapas se cuenta con la presencia de más Secretarios Federales, no sólo porque hay una mayor dispersión sino que es la entidad donde se registran afectaciones en más de 80 municipios; por ello, se le ha asignado a cada uno de los funcionarios una demarcación territorial para trabajar en los censos lo más rápido posible.

3. Emprender las labores de reconstrucción.

Al término de esta semana se deberá contar con la valoración de los daños, afectaciones y el número de casas que habrá que destruir en su totalidad, las que habrá que reconstruir y cuántas requieren reparaciones ante daños parciales.

“Para el objetivo de lograr la reconstrucción, hoy estamos convocando también a empresas del sector privado, sobre todo, dedicadas a la construcción para que en un gesto de solidaridad, puedan aportar también su experiencia, trabajo y capacidad técnica para acelerar la etapa de reconstrucción”, apuntó.

Peña Nieto precisó que se está trabajando de forma coordinada entre los tres órdenes de gobierno para que después de la verificación se comience con las labores de levantamiento, reconstrucción y construcción de viviendas.

En ese sentido, dijo que también estarán muy pendientes para que las familias afectadas reciban la ayuda humanitaria que sea necesaria, se les brinde la adecuada atención médica y se implementen recursos que fortalezcan su recuperación, como la aplicación de empleos temporales.

“Me he propuesto que a lo largo de esta semana aquí en Chiapas y Oaxaca hagamos este censo con el despliegue de todo el Gobierno Federal y de gran parte de las dependencias federales, junto con las autoridades estatales estamos haciendo equipo, estamos haciendo un sólo frente, estamos bien coordinados, estamos trabajando para conocer las afectaciones y daños en cada uno de las comunidades”, destacó.

El Ejecutivo Federal acotó que falta todavía por terminar de remover los escombros, hacer limpieza de los terrenos donde en el pasado hubo viviendas y demoler algunas casas que están en mal estado.

“Eso será consecuencia del censo que, repito, en este momento se está practicando, y con la participación, que yo espero, sea copiosa, activa y muy comprometida del sector privado, sobre todo de empresas constructoras, que podamos ordenar, establecer un plan para hacer un frente común y emprender la reconstrucción”, enfatizó.

El primer mandatario hizo un reconocimiento público a las Fuerzas Armadas por su actuación manera oportuna e inmediata al auxiliar a la población afectada con remoción de escombros, desplegando maquinarias, limpieza de calles, viviendas e instituciones educativas.

Exhortó a la sociedad mexicana a mostrar su lado humanista para ser solidarios con los hermanos de Chiapas y Oaxaca que están viviendo esta lamentable situación, así como a las empresas constructoras del país para sumarse a esta noble causa de reconstrucción en las comunidades con mayores daños.

“Quiero hacer un llamado respetuoso a toda la sociedad mexicana para que muestre su solidaridad principalmente con estos dos estados con Chiapas y Oaxaca, aportando ropa, alimentos, víveres a los centros de acopio donde se está concentrando justamente todo este tipo de apoyo que la población está aportando de forma solidaria y desde ahí nuestras Fuerzas Armadas están trasladando todos estos víveres”, comentó.

Al respecto, el gobernador Velasco Coello expresó su agradecimiento al Presidente de la República por atender el llamado de la población chiapaneca que hoy padece y urge mucho de la solidaridad de las y los mexicanos, pero principalmente por hacer presencia mediante las dependencias federales desde el primer momento de este trágico suceso.

“El jueves pasado a los 15 minutos que sucedió el sismo recibí una llamada del Presidente y de inmediato me dijo que contábamos con todo el apoyo del Gobierno de la República y así lo hemos tenido. Hoy quiero expresarle mi agradecimiento al señor Presidente por estar aquí en Paredón, por estar aquí en Tonalá, una de las zonas más cercanas de donde fue el epicentro de este sismo de 8.2 grados, pero sobre todo por la ayuda que hemos tenido de sus funcionarios”, indicó.

Es importante destacar que hasta el momento se han registrado ya 96 decesos, de los cuales cuatro son del estado de Tabasco, 16 del estado de Chiapas y 76 del estado de Oaxaca.

Según datos preliminares de la Secretaría de Protección Civil, en Chiapas son 82 municipios los que resultaron afectados, un millón 479 mil 575 personas damnificadas; 40 mil 633 viviendas dañadas, 29 edificios públicos, mil escuelas, 101 comercios y 52 iglesias.

Cabe mencionar que las Fuerzas Armadas están realizando un despliegue, junto con elementos de la Policía Federal, para hacer llegar apoyos, particularmente: víveres, despensas y alimentación a la población damnificada.

El Presidente de la República destacó que en Chiapas y Oaxaca se ha trabajado de manera intensa y como resultado en ambos se ha logrado atender las necesidades básicas, como los servicios de agua potable y de suministro de energía eléctrica, los cuales están prácticamente restablecidos al 100 por ciento.

En el caso de energía eléctrica, hay un 99 por ciento de avance respecto a las personas que resultaron afectadas con dicho servicio.En el suministro de agua potable, se registra un avance muy considerable de más del 75 por ciento, en algunos casos casi del 100 por ciento. El caso específico de Juchitán 100 por ciento está restablecido el suministro de agua potable.

Acompañaron al Presidente en su gira por Chiapas, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong; el General Salvador Cienfuegos Zepeda, titular de la Secretaría de la Defensa Nacional; José Antonio Meade Kuribreña, secretario de Hacienda y Crédito Público; Aurelio Nuño Mayer, secretario de Educación Pública; Luis Enrique Miranda Nava, secretario de Desarrollo Social y el Almirante Vidal Soberón Sanz, secretario de la Marina. Asimismo, el secretario de Protección Civil del estado, Luis Manuel García Moreno; el secretario general de Gobierno, Juan Carlos Gómez Aranda, entre otros funcionarios estatales y presidentes municipales.

Etiquetas :